Loading color scheme

Todo el año

 

En verano

Es el verano la estación en la que esta pequeña villa multiplica notablemente sus habitantes con la llegada de numerosos veraneantes llegados al refugio de sus suaves temperaturas. Vecinos y veraneantes disfrutan de las fiestas patronales en honor de Nuestra Señora de la Asunción el día 15 de agosto. Advocación esta a la que está dedicada la iglesia parroquial, construida en el S.XV siguiendo el patrón de las iglesias del señorío de los Mendoza en la Sierra del Guadarrama. Plazas y calles se animan con numerosas terrazas, pudiendo disfrutar a la vez del paisaje, arquitectura y gastronomía local. Tras reponer fuerzas, la frondosa ribera y el robledal ofrecen su frescor a los paseantes que se adentren en los caminos que llevan hasta el embalse de Miraflores de la Sierra.

 

En otoño

El otoño despliega todo su esplendor en los innumerables matices que van del amarillo de fresnos y chopos al rojo de los arces y arraclanes, pasando por el omnipresente ocre de los robles. Numerosas especies ofrecen sus bayas y frutos, salpicando el paisaje de rojo, azul o negro y convirtiendo el bosque entorno a Miraflores de la Sierra en un trasiego continuo de aves frugívoras, zorros, jabalíes, roedores e insectos varios. Con la aparición de las lluvias otoñales brotan las primeras setas de la temporada que el turista podrá degustar en las tradicionales jornadas gastronómicas que ofrecen los restaurantes del lugar o recoger en su ascensión por la ruta hacia la Parada del Rey, lugar habitual de parada de las comitivas reales en su camino a El Paular.

 

En invierno

"Por los Santos nieve en los altos y por San Andrés Nieve en los pies" reza el dicho popular, recordándonos que es la nieve el principal atractivo de la localidad en invierno. Tanto grupos familiares como deportistas tienen en Miraflores de la Sierra un punto de partida idóneo para practicar esquí de fondo por los puertos de Canencia o Morcuera, disfrutar jugando con los más pequeños en alegres batallas tras patinar o deslizarse en trineo por las laderas de la Najarra. Llegado el día 3 de febrero se celebra en Miraflores la Fiesta la festividad de San Blas que tiene a los Perreros como protagonistas y que se celebra con una romería que lleva al santo hasta el Humilladero de San Blas, donde se comen las tradicionales patatas con bacalao. Ruta esta que puede reproducir el viajero partiendo desde la Fuente del Cura.

 

En primavera

El letargo invernal da paso a un verde intenso en el Guadarrama con el paulatino aumento de las horas de luz. Una explosión de vida se adueña de las laderas, brotando por doquier la hierba en los pastizales, floreciendo un sin número de especies y revoloteando las aves en su retorno migratorio en busca de los insectos que acaban de eclosionar. Es la estación de cría por antonomasia de la mayoría de los animales que habitan estas montañas: las aves, desde >carboneros hasta águilas calzadas, corzos, jabalíes, lirones caretos… Todo se prepara para la llegada de la Fiesta Mayor de la Primavera: San Isidro. Es la estación idónea para realizar la ascensión al Pico de la Pala, visible desde todos los rincones del municipio.

Historia
Sabemos por crónicas musulmanas que en estas sierras del Sistema Central se establecieron ya desde comienzos de la conquista ...
Todo el año
  En verano Es el verano la estación en la que esta pequeña villa multiplica notablemente sus habitantes con la llegada de ...
Cómo llegar
El visitante puede llegar a Miraflores de la Sierra de varias maneras: En coche desde Madrid Por la M-607 para luego desviarse a...